Padre Golpeador Consignado al Penal

Publicado el 08/02/2013

Fiscalia General de Yucatan

Mérida, Yucatán, 08 de febrero de 2013


Elementos de la Policía Ministerial Investigadora de la Fiscalía General del Estado adscritos a la Comandancia de Mandamientos Judiciales y Ministeriales, dieron cumplimiento a la orden de aprehensión 102/2013 emitida por el Juez Quinto Penal en contra de RAFAEL ANTONIO RAMOS ROSADO (a) “Ici”, de 44 años de edad, casado, empleado y vecino del fraccionamiento Villa Poniente, quien está señalado por el delito de violencia familiar y lesiones cometidos en contra de su hija adolescente.

La denuncia por violencia familiar fue interpuesta por la joven E.R.E. y la de lesiones por Ana Escalante Cocom, madre de la menor, además de que el caso fue imputado por la Representación Social.

La adolescente agredida refirió en su denuncia que sus padres viven separados y que el pasado cuatro de junio de 2011, su padre llegó a su domicilio para llevarla a pasear a ella y a sus dos hermanitos, aunque ya en el auto, el sujeto las llevó a su domicilio ubicado en la colonia Francisco Villa Poniente en donde vive con su actual esposa Jaqueline Cano Uribe.

La menor señaló que desde que llegó saludó y la mujer no le respondió, invitándolas entonces su padre a comer y notificándoles que el guiso era “cochinita pibil”, negándose la menor a comer debido a que padece de hígado graso, dolencia de la que su padre está bien informado, aunque se enojó, al igual que la referida mujer, quien la ofendía llamándola “gorda”.

Poco después del medio día, el sujeto las llevó junto a su nueva esposa y los dos hijos menores de ésta, al centro deportivo denominado “Sindicato de Telefonistas”, en donde los dos adultos siguieron en actitud agresiva hacia ella, aprovechando la citada Jaqueline para decirle “eres una gorda” cuando el sujeto se fue a comprar, de forma que al regresar él, la mujer se quejó de que la menor la había insultado.

En represalia su padre la amenazó diciéndole “te voy a tirar los dientes” y al replicar ella que no era justo, el sujeto le propinó una bofetada, seguida de un puñetazo en la nariz, aproximándose entonces la citada Jaqueline quien preguntó “¿yo también le puedo pegar?” y ante el consentimiento de Ramos Rosado, la emprendió a golpes contra la menor.

Después de esperar a que los hijos de la mujer terminaran de bañarse en la piscina, el sujeto dio la orden de que subieran al auto para regresar a su casa, aunque al momento de querer entrar al vehículo, su padre se lo impidió porque estaba muy manchada de sangre y no quería que ensuciara su auto, por lo que la abandonaron en el centro deportivo.

Por fortuna una persona del sexo femenino que se encontraba cerca y se percató del problema, se aproximó a la menor y le dio prestado su celular para que ésta pudiera llamar a su progenitora, quien fue a recogerla. Procediendo entonces a interponer la denuncia correspondiente.

Corridas las indagatorias del caso, el Juez Quinto Penal emitió la orden de aprehensión que agentes ministeriales cumplieron cuando localizaron a Ramos Rosado en la calle 103 Diagonal por 34 del fraccionamiento Francisco Villa Poniente, de donde lo trasladaron al área de seguridad de la Fiscalía, de donde posteriormente se le consignó al penal para el proceso legal.

 

Fiscalía General del Estado, Policía Ministerial Investigadora, Rafael Antonio Ramos Rosado, violencia familiar,