Personal de la Fiscalía refuerza conocimientos en mecanismos alternativos

Publicado el 16/09/2019

Fiscalia General de Yucatan

Como parte de las acciones para fortalecer el desarrollo profesional de las y los mediadores de la Fiscalía General del Estado (FGE), que se refleje en un servicio de calidad a la ciudadanía, se ofreció a 25 de éstos el “Curso de especialización para facilitadores en mecanismos alternativos de solución de controversias en materia penal".

En el taller, que tuvo una duración de 180 horas, se les compartió novedosas técnicas y herramientas para que estos servidores públicos desempeñen sus funciones de manera adecuada y eficaz, que es uno de los objetivos del Gobernador Mauricio Vila Dosal en el tema de capacitación, de quienes integran la administración.
 
El curso fue gestionado e impulsado por el titular de la FGE, Wilbert Antonio Cetina Arjona, a este grupo de personas que integran el Órgano Especializado en Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias de la misma dependencia, y lo impartieron reconocidos miembros del Instituto Internacional de Justicia Restaurativa y Derecho (IIDEJURE), que lo han dado a fiscalías de otros estados.
 
Durante las jornadas, que se desarrollaron en la Sala de Usos Múltiples II del Instituto de Capacitación y Servicio Profesional de Carrera (Incasep) se abordó, entre otros, la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal, así como los temas de justicia restaurativa y reforma constitucional.

Al respecto, la directora de la Unidad de Solución de Controversias, Elvia Rosa Briceño López, dijo que “de lo que se trata es que el servidor público siempre se muestre sensible ante las demandas ciudadanas y los conflictos que se presenten, así como estar actualizado en materia penal, pues sólo así se garantiza una mejor atención”.

La funcionaria destacó que la capacitación a los mediadores ha sido un esfuerzo constante, ya que el objetivo primordial es cambiar el paradigma social acerca de la impartición de justicia.

“El reto es que la ciudadanía esté convencida que no necesita mover toda una maquinaría para resolver sus conflictos. El Órgano Especializado en Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias tiene eficacia jurídica porque los acuerdos a los que se llegan son respetados hasta por los jueces”, concluyó.